20.4 C
Praia da Luz
lunes, octubre 3, 2022

spot_img

Volumen 9 Páginas 2412 a 2415 – Declaración de la testigo Pamela Isobel Fenn 2007.08.20

Sra. Pamela Fenn 20 de agosto de 2007
Declaración de la Sra. Fenn, tomada en Praia da Luz el 20 de agosto de 2007:

Incluida en el expediente como declaración de testigo.

Siendo de nacionalidad británica y a pesar de vivir en Portugal, no tiene conocimiento de la lengua portuguesa en su forma oral y escrita, por lo que está presente un intérprete de la policía, UEVE VAN LOOCK. Así, según los hechos constatados en los expedientes, dice que vive en el apartamento desde 2003, que está situado en el piso superior, inmediatamente encima de la habitación de la que desapareció el niño.

También se refiere a que el día 1 de mayo de 2007, cuando se encontraba sola en su casa, aproximadamente a las 22.30 horas escuchó el llanto de un niño, y que por el tono del llanto parecía un niño pequeño y no un bebé de dos años o menos. Aparte del llanto que continuó durante aproximadamente una hora y quince minutos, y que se hizo más fuerte y expresivo, el niño gritó “papá, papá”, la testigo no tenía ninguna duda de que el ruido provenía del piso de abajo. Hacia las 23.45 horas, una hora y quince minutos después del comienzo del llanto, oyó llegar a los padres, no los vio, pero oyó que se abrían las puertas del patio, estaba bastante preocupada porque el llanto se había prolongado durante más de una hora y había empeorado progresivamente.

Al ser interrogada, dijo que no sabía la causa del llanto, tal vez una pesadilla u otro factor desestabilizador.
En cuanto los padres entraron, el niño dejó de llorar.
Esa noche se puso en contacto con una amiga llamada EDNA GLYN, que también vive en Praia da Luz, después de las 23.00 horas, contándole la situación, que no se sorprendió del llanto del niño.
El día 2 de mayo no tenía nada que informar, porque sólo estaba en casa por la noche.
El 3 de mayo recibió la visita de su sobrina Carole durante la mañana, quien dijo que cuando estaba en su terraza vio a un individuo masculino mirando hacia el apartamento de los McCann, situación que ha sido contada a la policía, su familiar incluso hizo una foto de ajuste”
Durante el día no ocurrió nada inusual, hasta que casi a las 22.30 horas, estando de nuevo sola, escuchó los gritos histéricos de una persona femenina, gritando “la hemos dejado tirada”, lo que repitió varias veces, bastante alterada. La señora Fenn vio entonces que era la madre de la pequeña Madeleine la que gritaba furiosamente. Al asomarse a la terraza, después de haber visto a la madre, la Sra. Fenn preguntó al padre, Gerry, qué estaba ocurriendo, a lo que éste respondió que habían secuestrado a una niña pequeña. Al preguntarle, respondió que no había salido de su apartamento, sólo había hablado con Gerry desde su balcón, que tenía vistas a la terraza del piso de abajo. Le pareció extraño que Gerry, al decir que una niña había sido secuestrada, no mencionara que se trataba de su hija y que no mencionara ningún otro escenario. En ese momento le ofreció a Gerry ayuda, diciéndole que podía usar su teléfono para contactar con las autoridades, a lo que él respondió que eso ya se había hecho. Eran poco más de las 22.30.

Afirma que, además de los gritos de la madre, vio a mucha gente
en las calles en busca del niño. También se refiere a un episodio en el que GERRY
habló con un policía (no sabe qué tipo de policía) afirmando que se necesitaban más agentes para proceder a la búsqueda

Cuando se le preguntó, respondió que el 3 de mayo no oyó ningún ruido procedente del apartamento de los McCann, ni siquiera la apertura de las puertas. También dijo que antes de oír los gritos estaba viendo la televisión, ya que suele quedarse despierta hasta tarde.

Al ser preguntada, dijo que nunca escuchó ninguna discusión entre la pareja o con sus hijos. Dijo que la familia pasaba mucho tiempo fuera del apartamento y que, por lo tanto, ella no notaba su presencia.
Dijo que hasta esa noche nunca había hablado con los McCann, porque hasta el 3 de mayo sólo los veía a veces caminando por la calle. Nunca los vio con ningún vehículo.
También dijo que nunca les dijo a los McCann que había escuchado el llanto de su hija el 1 de mayo porque pensó que sólo aumentaría su sufrimiento.

Al ser interrogada, dijo que nunca vio a ninguna persona o acción extraña antes o después del suceso. Sin embargo, afirma que una semana antes fue víctima de un intento de robo, que no tuvo éxito y tampoco se llevaron nada, pensando que el llanto de la niña podría estar relacionado con otro intento de robo en la residencia.

Una vez leída y aprobada la declaración, firma junto con el intérprete.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AYUDANOS A MANTENER EL SITIO

        TO HELP KEEP THIS SITE ON LINE

 

Síguenos

24SuscriptoresSuscribirte
- MUY IMPORTANTE -spot_img

Latest Articles