21.4 C
Praia da Luz
lunes, octubre 3, 2022

spot_img

Volumen 4 Páginas 934 a 941 – Declaración de Russell J. O’Brien 2007.05.11 942 – Consentimiento para la toma de muestras bucales de Russell J. O’Brien 2007.05.11

DECLARACIÓN DE TESTIGOS

Nombre: Russell James O’Brien
Fecha: 2007/05/11
Hora: 11H20m
Presidenta del tribunal: María José Ramos, Inspectora
Oficial de ejecución: Joao Carvalho, Inspector

  • Está asistido por la intérprete Alice Dias Avakoff
  • Se ratifica en la integridad de sus declaraciones anteriores que corresponden a la verdad
  • Cuestionado sobre cómo llegó a conocer a los elementos del grupo que le acompañaban en las vacaciones, afirma que conoce a David Payne desde 1989, habiendo frecuentado la misma Universidad donde ambos estudiaban medicina. También trabajó con él en el mismo hospital aunque en diferentes especialidades. Conoció a Fiona a través de David Payne, una pareja que se casó hace cuatro años, siendo el declarante el padrino de la pareja
  • Conoció a Matthew Oldfield en 1994, ya que ambos eran médicos. Se hicieron amigos y Russell fue el padrino de Matthew en su boda con Rachel Mampilly en 1999.
  • Conoció a Gerald (Gerry) McCann más recientemente, en 2002 o 2003, ya que Gerry también era médico. El contacto entre ellos fue establecido por el matrimonio Payne. Las cuatro parejas se reúnen cuando tienen ocasión, pero como viven a cierta distancia unos de otros, aprovechan para reunirse durante los períodos de vacaciones. Todas las parejas tienen hijos más o menos de la misma edad, lo que también influye en su amistad.
  • Preguntado por si alguno de ellos ha tenido problemas relacionados con su profesión, dado que todos los hombres del grupo son médicos, y también Fiona Payne y Kate Healy, el declarante afirma que por su parte y por lo que recuerda, nunca se ha dado una situación de este tipo. Sin embargo, recuerda que Matthew Oldfield sí vivió una situación que consistió en que un familiar de un paciente acusó al equipo liderado por Matthew de la muerte prematura de su paciente. Este familiar acusó al equipo de realizar un diagnóstico tardío que provocó la muerte de dicho paciente. No tiene conocimiento de ninguna otra amenaza contra Matthew Oldfield o su equipo médico, salvo este caso que se presentó formalmente en el hospital donde trabajaba su equipo. No tiene conocimiento de que se haya producido ninguna situación similar con Gerry o con Kate.
  • Cuestionado sobre si existen problemas entre las parejas, entre cada pareja o con terceras personas, ya sean cuestiones de profesionalidad o sentimentales, o vicios, afirma que no conoce ninguno. Cada pareja lleva muchos años juntos y uno de los puntos que tienen en común, es que hay un entendimiento entre cada pareja y la pareja entre sí. Cuando tiene la oportunidad de reunirse con ellos, pasan el tiempo juntos, conversando y realizando actividades juntos, para divertirse. Aclara que la pareja con la que menos lo ha hecho es con los McCann, pero tampoco tiene conocimiento de ninguna situación extraña o complicada. No tiene conocimiento de vicios, drogas y/o juegos, por parte de nadie del grupo.
  • Interrogado, afirma que ésta era la segunda vez que las cuatro parejas se reunían (la primera fue en la boda de David y Fiona, en Italia), aunque ya ha estado de vacaciones con dos o tres parejas, pero no con el grupo que está actualmente en Portugal. Recuerda que, en septiembre de 2005, tres parejas, excluyendo al declarante y a su esposa, fueron de vacaciones a Mallorca y que no les acompañaron porque Jane Tanner estaba en la fase final de su embarazo. Viajaron juntos, al igual que las otras parejas, a la boda de David y Fiona, que tuvo lugar en Italia.
  • Estas vacaciones se combinaron entre ellos, y fueron David y Fiona Payne quienes organizaron los detalles. El declarante y su compañera Jane Tanner viajaron con Matthew y Rachel y sus respectivos hijos en el avión dado el paquete turístico que habían organizado inicialmente. Como no lo sabe, no puede decir quién se ocupó de los detalles, pero cree que fue David Payne quien se ocupó de la mayor parte de los trámites con la agencia.
  • Como viajaron en horarios diferentes, las cuatro parejas sólo se reunieron en el complejo Ocean Club para cenar alrededor de las 18H00 en el restaurante Milenium, que se encuentra dentro del complejo. Según recuerda, cuando se reservó el viaje, los apartamentos de las cuatro parejas estaban situados cerca unos de otros en el mismo bloque, para facilitar el control de los niños. El restaurante Milenium servía habitualmente la comida después de las 19.30 horas, excepto los sábados. Los huéspedes, que normalmente llegaban el sábado, no tienen que tener una reserva previa – esta hora era tardía para los niños, y por lo tanto optaron por cenar, después de ese día, en el Restaurante Tapas. Dicho restaurante está situado junto a la piscina, en las zonas del patio del bloque de apartamentos donde se encontraban alojados. El declarante añade que las hijas de David y Fiona Payne son muy agitadas, y que preferían estar lo más cerca posible del apartamento. Todas las parejas estuvieron de acuerdo, sin objeciones.
  • El declarante aclara que, cuando estaban de vacaciones en Grecia a través de una reserva con Markwarner, comprobaron que tenían disponible un tipo de servicio llamado “escucha de bebés”, aclarando que consistía en dejar a los niños dormidos, en casa, mientras los padres salían a cenar, con el control de los niños realizado por niñeras, que escuchaban cerca de las ventanas de la habitación, para oír si los niños lloraban, informando inmediatamente a los padres, si había algún problema. Explica que Markwarner dispone de este servicio en Grecia, pero que en Portugal no es así; un hecho que conocieron cuando hicieron sus reservas. En el Luz Ocean Club se ofrece un servicio de canguro para que los adultos puedan cenar. Este servicio es gratuito. Sin embargo, los niños no se quedan en casa, sino en las instalaciones de la guardería. El servicio de niñera cuesta unos 15 euros por hora y funciona hasta la 01H00. En este caso, optaron por un tipo de vigilancia de los niños como la que experimentaron en Grecia. Pensaron que, dado el número de adultos presentes, sería fácil de llevar a cabo. Esporádicamente, cuando alguien se levantaba, se ofrecían para ir a escuchar a los hijos de la otra pareja, junto a la ventana de sus habitaciones. Interrogado, el declarante aclara que el matrimonio Payne no se levantó porque tenían un vigilabebés en la mesa, que consideraron suficiente y no consideraron necesario comprobar personalmente a los niños. Declara que no sabe cuántas veces se levantó cada miembro de la pareja para comprobar cómo estaban sus respectivos hijos, y que a él y a Jane Tanner les parecía más conveniente comprobar cómo estaban sus propios hijos.
  • Como se le pregunta, declara que fue una vez al apartamento del matrimonio McCann, pero no recuerda si le pidieron que fuera o fue por voluntad propia. Además, afirma que no sabía si las puertas correderas de cristal estaban cerradas con llave o no, pero que probablemente Gerry le dijo esa noche que entrara en su apartamento para ver cómo estaban los niños. El declarante explica que, para él y su cónyuge, este sistema era seguro y eficaz y que cada pareja controlaba a sus hijos cada 15/30 minutos. Por su parte, garantiza que todas las puertas y ventanas estaban cerradas y bloqueadas, explicando que las ventanas y las puertas correderas de cristal sólo pueden abrirse y cerrarse desde el interior del apartamento. Según tiene entendido, sólo Gerald y Kate utilizaban el sistema de entrar por las puertas correderas, ya que era más fácil. Se alojaban en el apartamento más cercano al camino y había un pasillo en la zona trasera que daba acceso a las escaleras. El resto de los elementos del grupo iban por el pasillo, hasta la esquina y entraban por sus puertas delanteras. Cuando realizaban las comprobaciones de audio, se situaban cerca de las ventanas y trataban de escuchar si el ruido provenía del interior o de los llantos.
  • Interrogado sobre su rutina durante las vacaciones, se ratifica en todas sus declaraciones anteriores y en que su versión coincide absolutamente con la de su compañera Jane Tanner. También verifica en la total conformidad entre sus declaraciones y las de Jane Tanner en cuanto al viaje de vacaciones, de la constitución del grupo y de la rutina diaria de los adultos y de los niños que acompañaban a este grupo en el complejo turístico, el Ocean Club, en Praia da Luz-Lagos.
  • Hasta el pasado jueves, 3 de mayo de 2007, no tiene conocimiento de ningún suceso extraño/sospechoso en el grupo de amigos o con los niños. Todo le parecía normal, desde el personal de limpieza, jardineros y el resto de funcionarios del complejo. Tampoco vio personas extrañas en la playa que parecieran de naturaleza sospechosa.
  • Cuestionado, afirma que nadie del grupo utilizó un vehículo, particular o alquilado y que fueron a todas partes en Praia da Luz a pie.
  • Tomó nota de las actividades del día 3 de mayo p.p.. Esta nota consta de todos los hechos presentados, de sus actividades y de las del grupo. Están de acuerdo con la versión ya representada por su esposa, Jane Tanner.
  • En cuanto al período nocturno, afirma que, ese día, alrededor de las 19H15/19H30 fue a su apartamento. Contó a sus hijas algunas historias, habiéndose quedado con Evie O’Brien, que estaba un poco mejor pero le costaba dormir. Mientras tanto, su compañera Jane fue a cenar al restaurante las Tapas alrededor de las 20H35/20H40 con el deponente yendo alrededor de las 20H45. Como el menú era siempre el mismo, el grupo ya conocía los platos que componían el menú, por lo que el declarante le dijo a su mujer lo que quería, y que ella hiciera el pedido, mientras él intentaba acostar a Evie.
  • Cuando llegó al restaurante, estaban todos los adultos, sin los niños. Faltaban David y Fiona y Dianne Webster. Llegaron más o menos 10 minutos después.
  • Sobre las 21:00 horas pidieron la cena.
  • Como era normal, más o menos cada 15/30 minutos, una persona de cada apartamento iba a los apartamentos/habitaciones para comprobar cómo estaban los niños y si estaban bien. Ese día, como Evie O’Brien estaba enferma, este tiempo se redujo.
  • Recuerda que Matthew Oldfield salió del restaurante, alrededor de las 21.00 horas, después de haber ido a los apartamentos para asegurarse de que no había ruido en el interior.
  • No está seguro de quién se fue primero. Pero tiene la idea de que, unos cinco minutos después, Gerry McCann fue a ver a sus hijos. Alrededor de 5 o 10 minutos después de que Gerry McCann se marchara, la compañera del declarante, Jane Tanner, también salió para comprobar personalmente cómo estaban sus dos hijos. No recuerda si fue Jane o Gerry quien llegó primero, pero sí recuerda que Jane le comentó que se había cruzado con Gerry en el camino, y que estaba hablando con otro huésped del mismo local, llamado Jez.
  • Hacia las 21h25, aprovechando una pausa en el servicio del primer plato, el declarante salió del restaurante con Matthew Oldfield para ver cómo estaban los niños. Llegó a su apartamento e inmediatamente oyó llorar a su hija Evie y se quedó en el apartamento. Cree que Matthew Oldfield fue a su apartamento, y no sabe si también iba a comprobar cómo estaban los niños McCann y fue al apartamento del declarante y le preguntó si necesitaba ayuda.
  • Matthew Oldfield regresó al restaurante, habiendo dicho a Jane Tanner que el declarante se quedó con Evie O’Brien porque estaba llorando.
  • Lo cierto es que después del llanto, el declarante tuvo que cambiar todas las sábanas y la ropa de su hija, ya que había vomitado.
  • Su compañera vino a cambiarse con él 15 minutos después y le dijo que fuera a terminar la cena.
  • Hacia las 21.55 horas, regresó al restaurante, habiendo permanecido allí durante 5/10 minutos a la espera de que le sirvieran el plato. En ese momento, todos los demás ya habían terminado de comer.
  • Alrededor de las 22H00, Kate Healy salió a ver cómo estaban los niños en su apartamento y regresó desesperada, entró en el restaurante gritando, en dirección a la mesa donde estaba sentado el grupo, afirmando que Madeleine McCann había desaparecido.
  • Todos se marcharon, excepto Dianne Webster, y el declarante, junto con otras personas, decidió empezar a buscar en los bloques de apartamentos, y en los pisos, para ver si podían encontrar a Madeleine.
  • En las búsquedas que realizaron, después de la desaparición, no identificaron ningún elemento/persona/objeto sospechoso.
  • Como se le pregunta, afirma que no puede describir el estado de la habitación de los niños tras la desaparición de Madeleine McCann, porque nunca entró allí. Al ser alertado de la situación, se levantó inmediatamente de la mesa, y el declarante comenzó a buscar inmediatamente en las zonas más próximas, dirigiéndose hacia el pueblo y la zona de la playa.
  • Preguntado sobre si se dio cuenta de si la persiana de la habitación de los niños estaba subida o bajada, afirma que no puede contestar porque no miró. Recuerda que cuando fue a ver a sus hijos, junto con Matthew Oldfield, estaban hablando y no miraron hacia las ventanas.
  • Interrogado sobre si sabe si Matthew Oldfield fue, o no, a ver a los niños McCann, declara que no lo sabe, ya que se quedó con su hija Evie Obrien en el apartamento, pero que oyó, después, un comentario de que supuestamente había ido, pero que en la comprobación, se dirigió al exterior de la puerta de la habitación, vio a los gemelos, y no la cama de Madeleine McCann, que estaba situada en un ángulo que no le permitía el contacto visual.
  • Declara que no tiene ninguna sospecha que presentar, y que no recuerda ningún detalle de situación que pudiera estar relacionado con la desaparición de la pequeña Madeleine McCann.
  • Declara que no recuerda ninguna discusión entre ninguna de las parejas, o cualquier otro elemento del grupo con él, ni tampoco entre ninguno del grupo con un tercero.
  • El declarante sólo recuerda un episodio, que para él no tuvo ninguna importancia, pero que, dadas las circunstancias, le hacen relatarlo. Afirma que entre las actividades de tenis y otras en la playa, se fijó en un individuo que sólo conoce como NIGEL – un individuo británico, casado, y con una hija de 3 años cuyo nombre es Ixxx. Tuvo conversaciones triviales con él. El día de la desaparición de Madeleine McCann, a última hora de la mañana, parte del grupo, con sus hijos, se encontraba junto a las pistas de tenis cuando NIGEL se le acercó. Estaban filmando a su hija, con una cámara de vídeo, y que, interrogado, el declarante afirma que no recuerda haber visto a nadie con tal aparato. Teniendo en cuenta las particularidades actuales de la pedofilia, conversaron y el declarante lo consideró perfectamente normal. Nigel había comentado que se sentía incómodo al tener que filmar a su hija. El declarante terminó coincidiendo con él y juntos hablaron de la ridícula situación y del “estado al que ha llegado el mundo”. El declarante afirma que no tiene ningún motivo para sospechar de NIGEL, en ningún caso, y que le pareció un ciudadano normal, con una familia normal. No volvió a pensar en esta conversación y sólo la relata de todas las situaciones de la semana, no tiene ningún incidente que registrar o relatar.
  • Afirma que lo que acaba de relatar es la verdad de los hechos.
  • En este momento se le solicitó una toma de muestra bucal, para ser tomada por la Adjunta Especial Irene Trovao, policía en la presente investigación. La misma, y de forma voluntaria accede a la petición y firma la respectiva declaración de consentimiento, tras ser leída y traducida por el intérprete, que también ha firmado junto al deponente.
  • Y nada más se dijo-.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AYUDANOS A MANTENER EL SITIO

        TO HELP KEEP THIS SITE ON LINE

 

Síguenos

24SuscriptoresSuscribirte
- MUY IMPORTANTE -spot_img

Latest Articles