20.8 C
Praia da Luz
martes, octubre 4, 2022

spot_img

Volumen 4 Páginas 891 a 903 Declaración de Gerry McCann 2007.05.10

Forma parte de este caso en calidad de partícipe y ofendido, como padre de la menor MADELEINE. Siendo de nacionalidad británica y no conociendo la lengua portuguesa, ni oral ni escrita, está presente la intérprete Alice Dias Homem de Gouveia Avakoff.

—– Que se ratifica en la veracidad de las declaraciones realizadas anteriormente el día 4 de mayo de 2007 estando a su disposición para cualquier aclaración.

—– Preguntado, aclara que, respecto a las fotos personales ya entregadas por él a las autoridades tras la desaparición de su hija MADELEINE, no tiene otras en su poder [posesión]. Añade que es su mujer KATE la que suele hacer fotos, no recuerda si en estas vacaciones se hizo alguna de noche.

—— Al ser preguntado relata que, en enero de 2003 fue a Lanzarote en España con Fp y DP donde pasaron una semana de vacaciones sin tener hijos en ese momento, aunque KATE estaba embarazada de 6 meses de MADELEINE, por FIV. Todavía en 2003, en septiembre, fue a Umbría, Italia, con KATE, MATHEW y RACHEL, y RUSSELL y JANE para pasar una semana de vacaciones donde asistieron a la boda de FIONA y DAVID. El declarante aclara que el viaje a Lanzarote lo organizó él mismo ya que había estado allí el año anterior con KATE y lo habían disfrutado mucho, mientras que el viaje a Italia lo organizaron FIONA y DAVID dado que era para su boda.

—– En cuanto a los hechos ocurridos en Portugal, como ya ha declarado en sus anteriores declaraciones, llegó al aeropuerto de Faro el 28 de abril de 2007 a las 12:30 horas y se desplazó inmediatamente al OCEAN CLUB en un minibús del aeropuerto al que llegó a las 14:20/14:30 horas.

—– Que fue llevado a la recepción del OCEAN CLUB donde, al hacer el check-in, entregó sus documentos, los de KATE y los de sus tres hijos. A continuación, se le entregó la llave del apartamento A5, habiéndose realizado la elección de dicho apartamento al azar por la dirección del OCEAN CLUB, dado que, según entendió, ni siquiera se le había dado a DP la posibilidad de elegir, a pesar de haber tramitado directamente las reservas.

—– Añade que la única estipulación del grupo era que los apartamentos debían estar cerca unos de otros porque, contrariamente a lo que decía el folleto turístico, el complejo no ofrecía un servicio de “escucha de bebés”, es decir, un servicio en el que un grupo de empleados “escuchaba” para saber si los niños dormían en sus apartamentos mientras los padres estaban fuera. No sabe exactamente cómo funciona en la práctica, ya que nunca lo ha utilizado, pero sabe que otros complejos turísticos de MARK WARNER utilizan esta forma de comprobación, ya que algunos de los miembros de su grupo han tenido acceso a ella en vacaciones anteriores, aunque no sabe exactamente quién. Relata que, por este motivo, DP decidió utilizar los dispositivos de escucha (intercomunicadores personales) para controlar a sus hijos, aunque no los había utilizado en otras vacaciones que habían pasado juntos.

—– Que, el primer día, dado que llegaron a la hora de comer, sólo comieron [habían comido] bocadillos tanto en el avión como en el autobús durante el trayecto desde el aeropuerto hasta el OCEAN CLUB. Después de completar el check-in en la recepción principal, donde fueron llevados por el minibús, que duró hasta las 15h00, se dirigieron al apartamento donde deshicieron sus maletas, lo que les llevó hasta las 16h45. Señalando que tras el check-in se dirigieron con sus maletas al apartamento en el minibús del complejo.

—– Posteriormente, a las 17h00, todo el grupo, incluidos los niños, se dirigió a las TAPAS situadas en la parte trasera de los apartamentos, junto a la piscina, para asistir a un comité de bienvenida organizado por MARK WARNER donde se reunieron con los instructores de tenis y vela y otros empleados del resort, que finalizó a las 18h30, habiéndose servido vasos de sangría.

—– Que fue la primera vez que recorrieron en conjunto la ruta dentro y alrededor del resort. Salieron por la puerta principal, que cerró con la llave, siguió la pared y giró a la derecha, bajando por el camino lateral del resort hasta la recepción secundaria donde entraron sin dificultad ya que tenían una tarjeta de acceso que no pidieron pero que les habían dado durante el Check-in.

—– Tras pasar por la recepción secundaria se dirigieron al restaurante TAPAS, junto a una de las piscinas, estando los adultos sentados en una zona cubierta en el exterior mientras los niños permanecían junto a la piscina pequeña jugando en los aparatos [de juego] que había. Que durante este tiempo todos los adultos se pusieron de pie y fueron a mirar a los niños cerca de donde estaban. El declarante y su esposa se alternaban en esa vigilancia.

—– Terminado el comité de recepción, los nueve adultos y los ocho niños se dirigieron a pie al restaurante MILLENIUM. Volvieron a la recepción secundaria, giraron a la izquierda y, al final del camino, giraron a la derecha hasta la calle principal que llevaba al restaurante. Como era un camino largo, en algún momento el declarante y su esposa recogieron y llevaron a los gemelos en brazos, pero no a MADELEINE que siempre iba a pie.

—– Llegaron al destino entre las 18h50 y las 19h00 habiéndose instalado en una gran mesa donde cenaron todos, incluidos los niños que se sentaron entre los adultos, sin salir del lugar salvo uno de los gemelos que fue al baño con el declarante. Alrededor de una hora después terminaron de cenar regresando, de nuevo a pie por el mismo camino, aunque equivocándose en una de las calles donde deberían haber girado a la izquierda, terminando sólo por girar en la siguiente calle. Añade que, como estaban todos muy cansados, fueron directamente al apartamento llegando a las 20h10/20h15, siendo el camino de vuelta algo más rápido dado que los gemelos fueron llevados en brazos todo el trayecto.

—– En el apartamento bañaron a los niños y les dieron un vaso de leche acostándolos exactamente a las 20h45, recordando esa hora porque era exactamente una hora más tarde de su hora habitual de acostarse. Después de acostar a los niños, el declarante y su esposa se bañaron y se instalaron en el salón para ver la televisión. Señala que en el momento en que llegaron a la residencia, DP les invitó a tomar una copa de vino después de dejar a los niños, pero rechazaron la oferta porque estaban muy cansados. Cree que nadie salió de sus apartamentos la primera noche. Al preguntarle, dijo que en Inglaterra, cuando no estaban de vacaciones, él y su mujer se acostaban a las 22h30/23h00, los gemelos a las 19h00 y MADELEINE a las 19H30.

—– Al día siguiente (domingo) los niños se despertaron a las 08h00, él y su mujer se habían despertado a las 07h30. Se vistieron y sobre las 08h40 salieron del apartamento en dirección al restaurante MILLENIUM, una vez más a pie y por el mismo camino que la noche anterior, pero sin el error referido anteriormente, llegando allí a las 08h45/09h00. El grupo no llegó al mismo tiempo, sino de forma escalonada, ya que no se sentaron todos en la misma mesa.

—– Cree que MO y su esposa RMO no tomaron el desayuno debido a que el primero había pasado una mala noche con vómitos y diarrea. En el desayuno, los niños se sentaron en la misma mesa entre los adultos, que terminó a las 09h25.

—– El declarante, su mujer y sus tres hijos se dirigieron al OCEAN CLUB por el mismo camino donde llegaron a las 09h40, el declarante entró en el apartamento por la puerta principal, que estaba cerrada con llave, recogiendo una bolsa con ropa y cremas para los niños [luego] entró en la zona del complejo. Los mellizos se quedaron en la guardería junto a las TAPAS, que era para niños de dos años, y luego él y KATE llevaron a MADELEINE a la otra guardería para niños mayores situada en la 1ª planta en la recepción principal del resort, llegando allí a las 09h50. Además de MADELEINE, sólo E***, hija de JANE y RUSSELL fue a la misma guardería. El resto de los niños al ser muy pequeños se quedaron en la guardería junto a las TAPAS.

—– De nuevo fue a pie, saliendo de la recepción secundaria giró a la derecha, bajó la calle pasando por el supermercado, girando a la izquierda pasando por la recepción principal. Después de poner a los niños en sus guarderías se dirigió al supermercado donde compró [cosas] para el almuerzo y el desayuno.

—– A las 12H30, el declarante y KATE fueron primero a recoger a MADELEINE y luego a los gemelos, dirigiéndose al apartamento. Ese día, el domingo, almorzaron en la veranda del apartamento de DP con todo el grupo, incluidos los niños, excepto MATHEW, que estaba enfermo y en ese momento dormía en la veranda de su apartamento, que estaba debajo y a la izquierda en relación con el lugar donde almorzaban.

—– Llevaron a los niños a la zona de juegos junto a la piscina, donde están los aparatos de juego, a las 14H15, permaneciendo allí hasta las 14H20 aproximadamente. A partir de esa hora dejaron a los gemelos en la guardería de TAPAS, y él o KATE, no sabe quién, llevaron a MADELEINE a la guardería que está encima de la recepción principal siguiendo el recorrido anteriormente descrito. Aclara que las horas de entrega y recogida se registraron en cada guardería junto con el número de contacto y la ubicación de los respectivos padres.

—– A las 17h00 los cuidadores de la guardería del OCEAN CLUB condujeron a MADELEINE y a los demás niños que estaban en la guardería de la 1ª planta de la recepción principal a [la zona] junto a las TAPAS, bajo los toldos, donde [los niños] cenaron bajo la supervisión de los empleados y, en ocasiones, con sus padres. La cena terminó a las 17:30 horas, momento en el que finalizó la supervisión de los empleados y los padres se encargaron de vigilar a los niños en la zona de juegos hasta las 18:30 horas. A continuación volvieron al apartamento, el declarante abrió la puerta principal con su llave y, a continuación, la puerta trasera por la que entraron KATE y los niños.

—– Hecha la higiene, los niños se acostaron sobre las 19h30, siendo que el declarante y KATE se fueron a cenar al TAPAS a las 20h30. Entre las 19h30 y las 20h30 se bañaron y bebieron vino, portugués o neozelandés, y una cerveza.

—– Que salieron de la casa por la puerta principal, que estaba seguro que cerró con llave, siendo que la puerta trasera también estaba cerrada y con llave. Fueron los primeros en llegar a las TAPAS, donde se presentaron todos menos sólo MATHEW, que seguía enfermo. Aunque su esposa RACHEL apareció para la cena. Salvo la situación descrita anteriormente, que ocurrió durante la comida, no vio a MATHEW durante todo el domingo.

—– La cena terminó a las 23h00, durante la cual cada media hora el declarante o KATE fueron, alternativamente, al apartamento para confirmar que todo estaba bien con los niños. Ese día sólo entraron en el apartamento el declarante y su esposa. Está seguro de que siempre entraron por la puerta principal, no pudiendo recordar si la cerraron con llave al salir del apartamento. Normalmente entraban en el apartamento, en el que estaba encendida una de las luces del salón, dirigiéndose a la puerta del dormitorio de los niños que estaba parcialmente abierta [entreabierta] y se limitaban a espiar en el interior, intentando oír si los niños lloraban. Las persianas exteriores estaban cerradas con sólo dos o tres lamas abiertas, la ventana estaba cerrada aunque ahora no está totalmente seguro de que estuviera cerrada con llave, y las cortinas cerradas. Diez minutos después de que terminara la cena, se dirigieron al apartamento y se fueron a dormir poco después.

—– En los días siguientes siempre desayunaban en casa, comprando el día anterior, manteniendo en general la rutina diaria descrita anteriormente. Cuando los niños estaban en la guardería tenían clases de tenis, KATE a las 09h15, él una hora más tarde, de lunes a jueves.

—– De memoria, el martes 1 de mayo de 2007, enseñado por RUSSELL, fue a recoger a MADELEINE a la guardería utilizando un atajo que empezaba en el aparcamiento frente a la recepción de la secundaria y pasaba entre los edificios, que utilizaba para ir a buscar y llevar a su hija.

—– En cuanto a la rutina, el martes hubo un ligero cambio ya que después de la comida, a las 13h30, él y KATE decidieron llevar a los tres niños a la playa, habiendo ido a pie, llevando sólo a los gemelos en cochecitos de bebé. Salieron todos por la puerta principal debido a los carritos, dieron la vuelta a la derecha, por la calle del supermercado y se dirigieron a la playa por un camino que estaba justo delante.

—– Estuvieron en la playa unos 20 minutos, el declarante y MADELEINE se metieron en el agua. Durante este tiempo el tiempo cambió con un cielo nublado y frío, se dirigieron a una explanada de una cafetería junto a la playa, a la izquierda, donde compraron cinco helados y dos bebidas. Preguntado, dijo que en ese lugar había un individuo tocando música latina con una guitarra al que tenía intención de darle unas monedas, pero al no tenerlas en ese momento, no lo hizo. Que el individuo tenía un aspecto descuidado y desaliñado, sin afeitar y algo desaliñado [harapiento]. Era de raza caucásica, de 175 cm de altura, delgado, de 70 a 75 kg de peso, moreno, con el pelo corto, casi afeitado y con los lados grises, y no llevaba gafas. Llevaba un “kispo” [¿abrigo?] de color marrón claro, con capucha en la parte trasera, y pantalones de algodón oscuros, sin fijarse en el calzado. Dijo que en ningún momento se comportó de forma extraña, ni se acercó ni miró a los niños de forma ostensible [deliberada/amenazante]. Al regresar dejaron a los niños en sus guarderías, como de costumbre, ya que los padres habían ido a jugar al tenis o a hacer footing.

—– El día de la desaparición de MADELEINE, el jueves 3 de mayo de 2007, todos se despertaron a la misma hora entre las 07H30 y las 08H00.
Mientras tomaban el desayuno MADELEINE se dirigió a la madre y le preguntó “¿por qué no viniste anoche cuando SEAN y yo estábamos llorando? Que le pareció muy extraño este comentario dado que MADELEINE nunca había tenido este tipo de conversación [nunca había hablado así] y, la noche anterior, habían mantenido el mismo sistema de control de los niños, no habiendo detectado nada anormal. Cuando él la interrogó sobre el comentario, ella se fue [se retiró] sin ninguna explicación.

—– El miércoles 2 de mayo de 2007 por la noche, además de él y su esposa, cree que DP también fue a su apartamento para confirmar que sus hijos estaban bien, no habiéndole informado de ninguna situación anormal con los niños. Ese día, él y KATE ya habían dejado la puerta trasera cerrada, pero no con llave, para permitir la entrada de sus compañeros para comprobar cómo estaban los niños. Aclara que la puerta principal siempre estaba cerrada, pero no necesariamente con la llave. No sabe si la ventana situada junto a la puerta principal, y que daba acceso al dormitorio de los niños, estaba cerrada con llave, dado que supuso que las persianas exteriores no podían abrirse desde el exterior. Todavía esa noche, KATE durmió en el dormitorio de los niños, en la cama junto a la ventana, porque roncaba.

—– No puede decirlo con exactitud, pero cree que el lunes o el martes MADELEINE había dormido durante algún tiempo en su dormitorio con KATE, ya que ella [K] le había dicho que uno o los dos gemelos habían llorado haciendo mucho ruido.

—– Volviendo al jueves, después de desayunar, sobre las 09h00, KATE y los niños salieron por la puerta trasera, habiendo salido él por la puerta delantera, que cerró con la llave, habiendo cerrado también y con llave la puerta trasera por dentro.

—– Se dirigieron a pie por el camino habitual a la guardería junto a las TAPAS donde dejaron a los gemelos, y, mientras KATE se quedaba a jugar al tenis él llevó a MADELEINE a su guardería, por el atajo, donde llegaron a las 09h15, y , como era obligatorio, firmó el registro de asistencia del niño. Al regresar, no por el atajo, se dirigió al supermercado donde compró leche, presume, dirigiéndose a su apartamento, entrando por la puerta principal, que estaba cerrada con llave, cuando eran las 09H40/09H45.

—– Permaneció en su casa unos 15 minutos, vistiéndose con ropa de tenis, que dejó junto a la puerta principal, que no cerró con llave, y se dirigió a las pistas de tenis por el camino habitual, que están junto a las TAPAS. Jugó al tenis durante una hora con el monitor y otros alumnos entre los que se encontraba un individuo que había conocido durante las vacaciones llamado “JEZ”, y con el que había establecido una amistad aunque como simple conocido. “JEZ” tiene dos hijos pequeños cuya edad exacta desconoce. En cuanto a su mujer, la había visto junto a la piscina pero nunca había hablado con ella.

—– La clase de tenis terminó a las llH15, se quedó en la zona de la piscina hablando con su mujer y otras personas, que no recuerda. A las 12H00, combinó con KATE, según recuerda, que ella haría el almuerzo y él recogería a MADELEINE. Cree que fue KATE quien llevó a los gemelos a casa. Como fue él quien fue a recoger a MADELEINE, está seguro de que utilizó el atajo

—– A las 12h30 empezaron a comer, la comida duró una hora hasta las 13h30. Después de esa hora se dirigieron a la zona de juegos del complejo, el declarante salió por la puerta delantera y el resto de la familia por la puerta trasera que, una vez más, cerró con llave desde el interior. En cuanto a la puerta delantera, no sabe exactamente si la cerró con llave.

—– Que permanecieron en la zona de juegos durante aproximadamente una hora hasta las 14H30/14H35. Después dejaron a los gemelos junto a la guardería de las TAPAS, firmaron el registro y los tres (declarante, KATE y MADELEINE) se dirigieron a la guardería de la recepción principal, donde llegaron a las 14H50 y entregaron a MADELEINE, no pudiendo precisar quién firmó el registro.

—– El declarante y KATE volvieron al OCEAN CLUB por el atajo y en la recepción secundaria preguntaron a la empleada si había una pista de tenis libre que pudieran reservar. Les dijeron que había una vacante entre las 14H30 y las 15H30. Como ya eran las 15h00, empezaron a jugar inmediatamente. A las 15H30 llegó el monitor de tenis, que les instruyó hasta las 16H30.

—– Se quedaron en ese lugar, conversando, hasta las 16H45, momento en el que las gemelas se dirigieron al área de comidas. A las 17h00, como de costumbre, llegó MADELEINE acompañada de los profesores y de los otros niños. Después de su llegada, MADELEINE comió, [la comida] había terminado a las 17H30.

—— Después de las 17H30 se dirigieron al apartamento, habiendo entrado el declarante por la puerta principal, que no cerró mientras estaba dentro de la residencia. KATE y los niños entraron por la puerta trasera, después de que ésta fuera abierta desde el interior por el declarante.

—— Que bañaron a los niños, habiendo salido el declarante a las 18H00 a un partido de tenis sólo para hombres, en el que estaban: DAN, instructor de tenis; JULIAN, con quien había jugado al tenis varias veces; y CURTIS, con quien también había jugado.

—— Durante la tarde de ese día el resto de los miembros del grupo, incluidos los niños, estaban en la playa, [ellos] habían regresado a las 18H30, hora en la que vio a DP junto a la pista de tenis. DAVID fue a visitar a KATE y a los niños y regresó cerca de las 19H00, tratando de convencer al declarante de que siguiera jugando al tenis, a lo que [ruego] no accedió porque ya llevaba una hora jugando y tenía que volver con su mujer. Sin embargo, RUSSELL, DAVID y MATHEW se quedaron a jugar.

—– A las 19H00, se dirigió al apartamento, encontrando a KATE y a los niños jugando en el sofá. Unos 10 o 15 minutos después, llevaron a los niños al dormitorio y se sentaron todos en la cama de MADELEINE para leer un cuento. A las 19H30, los gemelos ya estaban en sus respectivas cunas y MADELEINE en la cama junto a la puerta del dormitorio. No sabe si estaban durmiendo pero por el silencio presumió que sí. Como todavía era temprano se bañó, cree que KATE ya se había bañado, hablaron un poco y bebieron vino o cerveza.

—– A las 20H35 salieron del apartamento en dirección a las TAPAS. Antes de que salieran y debido a que la puerta del dormitorio de los niños estaba entreabierta como siempre, la abrió un poco más, escuchando desde fuera y, como había completo silencio no entró, volviendo la puerta a su posición anterior, con un espacio de unos 10cm.

—– Tiene la certeza de que, antes de salir de casa, el dormitorio de los niños estaba totalmente a oscuras, con la ventana cerrada, pero no le consta que estuviera cerrada con llave, las persianas exteriores cerradas pero con algunas lamas abiertas, y las cortinas también cerradas. Preguntado, relata que durante la noche la luz artificial que entra desde el exterior es muy débil, ya que, al no haber luz encendida en el salón o en la cocina, la visibilidad dentro del dormitorio es muy reducida. A pesar de lo dicho en sus anteriores declaraciones, afirma ahora y con seguridad, que salió con KATE por la puerta trasera que, por tanto, cerró pero no echó la llave dado que eso sólo es posible desde el interior. En cuanto a la puerta delantera, si bien está seguro de que estaba cerrada, es poco probable que estuviera cerrada con llave ya que [porque] habían salido por la puerta trasera.

—– Tomaron la ruta habitual hacia el TAPAS, donde llegaron un poco después de las 20H35, no habiendo pasado en la ruta nadie conocido ni detectado nada anormal. Preguntado, dijo que las reservas para la cena estaban hechas desde el lunes, siendo ya la intención del grupo tomar sus comidas allí. Fueron los primeros del grupo en llegar sentándose en la mesa más grande, como es habitual, que estaba situada en el centro entre otras mesas bajo un toldo con una superficie de plástico transparente en la parte delantera. Relata que estaban sentados en la mesa en una posición que permitía al declarante ver casi toda la puerta trasera de su apartamento por la que salían y entraban y que daba acceso al salón.

—– Antes de eso, entre las demás personas que no recuerda, estaba en una de las mesas pequeñas el matrimonio CARPENTER, al que también conoció jugando al tenis y con el que habló hasta que empezaron a llegar otros miembros del grupo. No recuerda el orden de llegada pero tiene la idea de que MATHEW y RACHEL habían sido los primeros en llegar después de él. A medida que pasaba el tiempo fueron llegando otros miembros del grupo hasta que los nueve adultos [estaban allí]. A las 21:00 horas, MATHEW se levantó de la mesa diciendo que iría a ver a los niños. Pero no dijo que iría a ver a los hijos del declarante, sino que después de la desaparición de MADELEINE él [MO] le dijo [GM] que a las 21h00 las persianas exteriores de la ventana del dormitorio de los niños estaban cerradas. A las 21H05 volvió MATHEW, hora en la que el declarante se levantó de la mesa para ir a comprobar cómo estaban sus hijos.

—– Siguió el camino normal hasta la puerta trasera, que al estar abierta sólo tuvo que moverla [deslizarla], siendo esa la forma en que entró [estaba entrando] en el salón, observó que la puerta del dormitorio de los niños no estaba entreabierta como él la había dejado sino a medias, lo que le pareció extraño, juntando entonces la idea de que MADELEINE se había levantado para ir a dormir a su dormitorio para evitar el ruido producido [creado] por sus hermanos. De esta manera entró en el dormitorio de los niños y estableció contacto visual con cada uno de ellos, comprobando y está seguro de ello, que los tres dormían profundamente. Salió del dormitorio de los niños volviendo a colocar la puerta como ya había descrito anteriormente, [luego] se dirigió al baño. Todo lo demás estaba normal, las persianas, cortinas y ventanas cerradas, muy oscuro, existiendo únicamente la luz que provenía del salón.

—– Añade que no llegó a entrar en ninguna otra parte de la residencia [su dormitorio o la cocina] donde sólo estuvo dos o tres minutos, saliendo de nuevo por la puerta trasera que cerró pero no echó la llave. Aclara que volvió sin ver a los hijos de ninguna otra familia porque no se lo habían pedido.

—– Después de pasar por la puerta lateral, y mientras se dirigía a la entrada de la recepción secundaria, a menos de 10 metros de la puerta, vio a JEZ que subía por la calle en la acera de enfrente trayendo consigo un carrito de bebé con su hijo menor. Cruzó la calle en dirección a JEZ, que venía por la derecha [cuando se le ve] desde la dirección ascendente, y ambos charlaron durante 3 o 4 minutos, sobre tenis, vacaciones y niños. Mientras mantenía la conversación con JEZ no vio a nadie del grupo, ni detectó a ningún individuo o vehículo sospechoso. Por haber sido preguntado expresamente, relata que durante ese periodo de tiempo no vio con certeza a JANE pasar por ese lugar, aunque está claro que hablaba cuando estaba frente a JEZ, de espaldas a la otra vía en la que se encuentra su apartamento. Relata también que JEZ nunca le dijo que había visto a ninguna persona dado que él estaba delante.

—– A continuación, regresó al TAPAS entre las 21h10 y las 21h15 habiendo transcurrido la cena con normalidad. Como el movimiento de personas en la mesa era frecuente no sabe si, cuando volvió, faltaba alguien más, concretamente JANE. A las 21h30 llamó la atención de KATE para que fuera a ver a los niños, ofreciéndose inmediatamente MATHEW a sustituirla dado que estaba hablando. Tres o cuatro minutos más tarde, MATHEW regresó diciendo únicamente “está todo tranquilo”, habiendo entrado por la puerta trasera, dado que no tenía la llave y era habitual que entraran de esa manera.

—– Después de la llegada de MATHEW y antes de la salida de KATE, no recuerda si alguien más se ausentó, aunque era muy probable que así fuera. Cree que esa noche ninguno de los adultos ni de los niños estaba enfermo. Preguntado, relata que la hija de RUSSELL y de FIONA habría estado enferma el martes.

—– Media hora más tarde sin nada que señalar, siendo las 22h03, se volvió para avisar a KATE de que era la hora de ir a ver a los niños. Inmediatamente se dirigió al apartamento por el camino habitual, habiendo entrado por la puerta trasera. Unos 10 minutos más tarde, empezó a preocuparse por su tardanza y, en el momento en que se preparaba para levantarse e ir a ver el motivo de su tardanza, apareció KATE corriendo, completamente angustiada y llorando, diciendo que MADELEINE había desaparecido y que estaba segura porque había mirado por toda la casa.

—– La declarante corrió al apartamento acompañada por el resto del grupo que, en ese momento, estaba sentado a la mesa. Cuando llegó al dormitorio lo primero que observó fue que la puerta estaba completamente abierta, la ventana también estaba abierta por un lado, las persianas exteriores casi totalmente levantadas, las cortinas corridas, la cama de MADELEINE estaba vacía pero los mellizos seguían durmiendo en sus cunas. Aclara que según lo que le dijo KATE, esa fue la escena que encontró al entrar en el apartamento.

—– A continuación cerró las persianas exteriores, se dirigió al exterior e intentó abrirlas, lo que consiguió, para su sorpresa dado que pensaba que eso sólo era posible desde el interior. Continuaron con los registros en el exterior alrededor de los distintos bloques de apartamentos, habiendo preguntado el declarante a MATHEW que fue a la recepción secundaria [donde] se comunicó el suceso a la policía local, ya que no tenía ninguna duda de que su hija había sido secuestrada [raptada]. Refuta, perentoriamente, la noción [idea/hipótesis] de que MADELEINE podría haber salido del apartamento por sus propios medios.

—– El declarante había tenido la idea errónea de que MATHEW había visto las persianas exteriores del dormitorio cerradas cuando estuvo allí a las 21H30, la razón fue que pensó que la desaparición se habría producido entre las 21h30 y las 22h00, siendo que, en realidad, está […] convencido de que el secuestro se produjo en el período comprendido entre su visita a las 21h05 y la de MATHEW a las 21H30. Sólo hacia las 01h00 del 4 de mayo de 2007 se enteró, a través de RUSSELL, de que su compañera JANE, a las 21h10, podría haber visto a un individuo cruzando la parte superior de la carretera con un niño en brazos, que podría ser o no su hija MADELEINE. Preguntado, relata que no recuerda haber descrito exactamente el tipo de pijama (color, diseños, etc.) que MADELEINE llevaba en el momento de su desaparición. La foto de su hija MADELEINE, después de haber impreso varias en la recepción del hotel, fue entregada a la policía (PJ) que se encontraba en el lugar, así como a otras personas que se encontraban allí.

—– Preguntado, declaró que además de su propio apartamento MADELEINE sólo iba al apartamento de DP y FP, ya que era habitual que frecuentaran los apartamentos de los demás.

—– Que, entre el lunes y el miércoles, sin saber la fecha exacta, cuando salían de la residencia por la puerta principal, para colocar a los niños en las respectivas guarderías, MADELEINE salía [iba] corriendo hacia la izquierda hasta el extremo opuesto de los bloques de viviendas donde se alojaban, jugando con los gemelos. Que habían bajado hasta el punto más alejado de esos bloques, sin saber exactamente cómo, los tres niños se metieron en los jardines de la parte trasera [de los bloques]. Luego siguieron el pasillo interior [camino] de la parte trasera, junto a los setos [vallas] hasta la calle que llevaba a la recepción secundaria.

—– Niega perentoriamente que alguien del grupo pudiera estar directa o indirectamente implicado en la desaparición de su hija. Presume que, cuando su mujer le alertó de su desaparición, todos los miembros del grupo estaban sentados a la mesa. Relata que, también durante la cena, ninguno de los miembros se quejó de estar enfermo ni manifestó ningún comportamiento extraño, había un ambiente relajado.

—– Durante las vacaciones no alquiló ni pidió prestado ningún vehículo a motor, ni utilizó un taxi u otro medio de transporte. Aclara todavía que la única vez que MADELEINE les acompañó a la playa fue la descrita anteriormente, aunque había ido a la playa de Luz tres veces más, una de ellas para ir a navegar, pero siempre en compañía de empleados de la guardería. Dos de las visitas se produjeron con posterioridad a la fecha en que estuvo allí con sus padres. Que, con respecto a esos episodios, nunca se le dijo nada por parte de MADELEINE de que hubiera ocurrido algo extraño.

—– Preguntado, relata que el jueves 3 de mayo de 2007 no había nadie fuera del grupo sentado a la mesa, ni conoce a ninguna persona con el nombre de IRWIN.

—– Con respecto a la cama en la que estaba su hija la noche que desapareció dice que dormía destapada, como siempre que tenía calor, con la ropa de cama doblada. Con respecto a la otra cama, situada junto a la ventana del dormitorio de los niños, dice que no presentaba signos de que alguien hubiera puesto los pies en ella, es decir, suciedad o huellas de zapatos.

—– En cuanto a la comprobación cada media hora de los niños, se había inspirado en el sistema de MARK WARNER denominado “escucha del bebé”, al que se ha hecho referencia anteriormente. La noche de los hechos cenó pescado, y salchichas y patatas como entrante, bebiendo vino blanco. Normalmente, entre las 20h30 y el final de la cena, bebían más o menos una botella de vino por persona.

—– Preguntado, dice que KATE nunca le dijo nada de que tuviera “un mal presentimiento [presentiment]” con respecto a este viaje.

—– No tiene ninguna sospecha, ni tiene enemigos, algo que se aplica igualmente a su mujer, KATE. Que, en el ejercicio de su profesión, nunca ha cometido [cometió] ningún error, ni fue culpable de nada, salvo una vez durante el año 2000 en la que un individuo desconocido entró en el hospital donde trabajaba, profiriendo amenazas incoherentes sin justificación y llamándole por su nombre.
Nada más que decir … leído, ratificado y que va a firmar

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AYUDANOS A MANTENER EL SITIO

        TO HELP KEEP THIS SITE ON LINE

 

Síguenos

24SuscriptoresSuscribirte
- MUY IMPORTANTE -spot_img

Latest Articles